EMPRESARIOS GASTRONÓMICOS PIDEN “SALVAR “A LAS PYMES DEL SECTOR 

Representantes de Cámaras Gastronómicas de Jujuy  solicitarán a la Legislatura de la provincia la aprobación de un proyecto de ley para “salvar” al sector pyme gastronómico, que actualmente está atravesando una profunda crisis a raíz de la pandemia del coronavirus.  
camara gastronomica1

El proyecto que será presentado en la legislatura, también servirá para que sea aplicado a otros sectores de la economía que también se ven afectados por la actual crisis sanitaria.

La iniciativa nació por parte de los empresarios de las pequeñas y medianas empresas de la provincia y el proyecto consta de cuatro puntos fundamentales. “La idea es que se pueda brindar un “paliativo” para tan castigada área” expresaron.

Principalmente se está solicitando una ayuda inmediata económica, para cubrir deudas adquiridas, durante el año pasado, poder pagar, servicios, alquileres, impuestos, etc.; un

Programa de sustento y desarrollo planificado para las pymes; Reinserción para todos los comercios que han quebrado, durante el año pasado y el presente y Readecuación y baja de impuestos. 

Sergio Valenzuela, presidente de la Cámara Jujeña de Empresarios Gastronómicos manifestó que “es necesario un trabajo conjunto, entre empresarios, sindicatos y la parte privada, para que este barco no se termine de hundir y lograr entre todos que esta situación sea viable en la provincia, y salvar las fuentes de empleo que están en un inminente peligro”. 

Por otra parte, Daniel Sánchez, representante de la Cámara de Gastronómicos de la Quiaca, presentó un panorama, acerca de los comercios de aquella zona, y manifestó con gran preocupación, que, sumado a la crisis económica y la restricción horaria ocasionado por la pandemia de COVID, se suma la “invasión” de ciudadanos Bolivianos, que no pagan ningún tipo de impuestos y perjudican a los comercios de la zona. 

“El ciudadano Boliviano, cruza hacia la Quiaca sin ningún tipo de control, se llevan absolutamente todo, desabastecen a toda la zona y además trabajan en la ciudad, vendiendo productos, se van sin pagar nada, es un negocio redondo para ellos, las autoridades, deberían tomar cartas en el asunto”. 

Por último, indicó que los funcionarios municipales no controlan de manera adecuada los comercios ilegales, generando una competencia desleal y perjudican a los que generan puestos genuinos de trabajo y remarco que “En el último censo que realizamos coordinadamente con ayuda de personas pertenecientes y ajenas al sector, logramos descubrir que funcionan 230 lugares que no están habilitados de forma correcta, esto aún profundiza, más la crisis que tenemos los gastronómicos”.  

 

 

Te puede interesar