EL 10 DE JUNIO FUE INSTAURADO COMO EL "DIA DE LA MUJER JUJEÑA"

La legislatura jujeña aprobó hoy una ley que instaura el 10 de junio como el Día de la Mujer Jujeña, en reconocimiento al rol protagónico que desempeñaron en “la construcción de la Patria”.
MUJER JUJEÑA1

La norma también contempla la construcción de un monumento en la localidad de Huacelera en homenaje a la participación de las mujeres en la gesta del segundo Éxodo Jujeño de 1814.
“Este proyecto tiene como objeto revalorizar el rol de la mujer en la historia, el papel importante que tuvo incluso en las batallas, ofreciendo una infraestructura al servicio de la causa”, expresó el diputado Santiago Jubert (UCR), autor de la iniciativa, que fue enriquecida con aportes de historiadoras y del Instituto Belgraniano de Jujuy.
El legislador dijo, además, que el monumento se proyecta “como reconocimiento a los sacrificios ofrendados por aquellas mujeres durante la independencia”.
Desde el bloque del Frente de Todos – PJ, la diputada Patricia Armalla calificó el reconocimiento como “justo, oportuno y necesario, por la destacada labor de la mujer jujeña en esa época donde recién comenzaba a gestarse y construir nuestra patria”.
En tanto, la diputada Mariela Ortiz, del bloque Primero Jujuy, sostuvo que “decir que las mujeres fueron importantes solamente por acompañar a los varones en las campañas militares, como ser brindándole atenciones de tipo médica, y no considerar que verdaderamente fueron protagonistas de grandes cambios sociales, es subestimar la contribución que hicieron en la construcción de nuestro país como nación independiente”.
En la iniciativa convertida en ley, se destaca que estas mujeres fueron las que impulsaron el espíritu revolucionario de la época, tanto las acciones de guerra, como las decisiones, estrategias y tareas de inteligencia, a raíz de las cuales les tocó sufrir consecuencias como las de la tortura y la muerte.
Las jujeñas ocuparon roles cruciales, llegando a formar parte de la red de espionaje femenino que se llamó Mujeres de la Independencia, que contaba con un sistema organizado de información interior y de comunicación, con integrantes de todos los rangos sociales.
Entre las principales figuras del grupo se destaca a Juanita Moro de López, María Loreto Sánchez Peón, Gertrudis Medeiros, Juana Manuela Torino; María Petrona Arias y Cruz; Martina Silva de Gurruchaga; María Andrea Zenarruza y Palacios de Uriondo; María Magdalena Güemes de Tejada;
También se destaca especialmente la figura de María Remedios del Valle, considerada capitana de la Patria.
Entre otras mujeres que participaron activamente trasladando correspondencia secreta, informando estado de situaciones de las tropas y planes de los realistas.
El segundo Éxodo Jujeño se produjo entre el 15 y 16 de enero de 1814, cuando la población de San Salvador de Jujuy dejó sus casas para que las milicias populares puedan enfrentar a los realistas
Además del apoyo en el escenario de combate, las mujeres actuaron de espías, que no solo transmitían al ejército patriota los movimientos de los realistas, sino que conseguían hacer desertar a soldados prisioneros que habían tomado partido por el ejército del rey.
Aquellas mujeres sospechadas de espías fueron tomadas prisioneras para ser llevadas al Perú, pero por intervención de Julián Gregorio Zegada (jujeño miembro del cabildo realista) solo fueron llevadas hasta Huacalera y fueron abandonadas a su suerte el 14 de junio de 1814 en aquel lugar. De allí la fecha elegida para rendir homenaje al rol de la mujer jujeña en la construcción de la patria.

 

Te puede interesar