Tilcara: REALIZAN SENTADA EN LA ESCUELA DE ARTE EXIGIENDO FINALIZAR OBRAS DEL NUEVO EDIFICIO  

La falta de un edificio propio y las actuales condiciones del establecimiento donde actualmente pasan clase, llevó a que alumnos del Colegio Secundario de Arte N° 49 de la ciudad de Tilcara, realizaran una sentada reclamando al Ministerio de Educación, finalizar con las obras del nuevo edificio que hace casi un año se encuentran paralizadas.
escuela tilcara 20

El establecimiento educativo fue creado hace más de 10 años de vida, de allí egresó la reina nacional de los estudiantes Ambar Luna. En ese edificio funcionaba anteriormente el antiguo hospital de Tilcara y su estado actual es deplorable, graficaron los alumnos que llevan a cabo la medida de fuerza.

“Es imposible pasar clases en estas condiciones, las paredes se caen, no hay ningún tipo de seguridad” afirmó una de las alumnas que llevan a cabo la sentada en las puertas del establecimiento ubicado sobre calle Lavalle a metros de la plaza principal de Tilcara.

“Esta es una escuela prestada, nuestro proyecto para tener un edificio propio salió hace dos años y en el 2021 pasado se hizo el lanzamiento de la obra. En enero las obras se paralizan, pero a los alumnos nos avisaron en junio que la empresa constructora entró en quiebra y se tiene que hacer un juicio por la obra y buscar otra empresa constructora. En septiembre el supervisor del Ministerio de educación nos dice que iba a tener en esos días una repuesta más clara y se la iba a informar a la directora. Nunca llegó ese informe, el viernes vamos al colegio y la Directora nos afirma que no hay repuesta. Ante esta situación se decidió realizar la sentada pacífica, pero están abiertas las puertas del colegio, nosotros estamos a un costado” afirmó otra estudiante.

Sobre las instalaciones de la escuela, recalcó que “cada curso de 1° a 5° año tiene de 15 a 28 alumnos, los cursos son aulas rectangulares finitas que apenas entran los chicos sin poder moverse para nada. En el curso donde me encuentro, el segundo año, hay grietas en las paredes que se hacen más grande cada día, se puede ver una construcción que hay; las puertas están todas rotas. Para 150 personas, contando alumnos, personal docentes y administrativos, hay solamente dos baños; la cocina es diminuta, súper chiquita y entran cinco personal que cocina y limpian todo el colegio. Cuando almorzamos, algunos lo hacen en el curso y otros en el patio”.

Los alumnos afirmaron que mantendrán esta medida de fuerza hasta que se firme un convenio con la empresa constructora que asegure la finalización de las obras en el nuevo edificio. “El supervisor zonal nos dijo que la semana que viene se va adjudicar la obra y que hay dos empresas interesadas. Nosotros no vamos a levantar la medida hasta que no se haga la firma del convenio”, adelantaron.

 

Te puede interesar