Protestas: EL CONGRESO DE EE.UU. SUSPENDE LA CERTIFICACIÓN DEL TRIUNFO DE BIDEN

POLITICA 06 de enero de 2021 Por El Expreso de Jujuy
Las autoridades del Congreso de Estados Unidos cerraron hoy el edificio y suspendieron la sesión de ambas cámaras en las que se debía certificar la victoria presidencial de Joe Biden, luego de que miles de simpatizantes del mandatario saliente Donald Trump rompieran el cerco de seguridad, tomaran las escalinatas y la entrada del Capitolio y hasta ingresaran a los recintos de las dos cámaras.
las-autoridades-del-congr_732068

Poco antes, la alcaldesa demócrata de la ciudad de Washington, Muriel Elizabeth Bowser, había decretado un toque de queda para la capital a partir de las 18 de hoy (las 20 en la Argentina) en un intento por forzar la dispersar las protestas antes de que caiga la noche.

Más tarde, el gobernador de Virginia, el demócrata Ralph Northam, ordenó el envío de la Guardia Nacional y 200 tropas estatales a la vecina Washington DC, mientras que el vocero del Pentágono, Jonathan Hoffman, informó que toda la Guardia Nacional de la capital fue movilizada a las calles para reforzar a las fuerzas federales que siguen llegando al Congreso, algunos con equipos antidisturbios.

Mientras crecen los rumores sobre una mujer que habría sido herida por un disparo en la zona del Congreso, la cadena CNN mostró una imagen del interior del recinto de la Cámara de Representantes con una ventana rota y un grupo de fuerzas de seguridad del Capitolio apuntando sus armas a un presunto manifestantes que logró ingresar al edificio del Congreso.

También mostró una imagen del interior del recinto del Senado, en el que se ve a un manifestante sentado en el lugar del titular de la cámara, el mismo asiento que hasta hacía unos minutos había ocupado el vicepresidente, Mike Pence, quien según medios de comunicación fue evacuado del edificio como el resto de los legisladores.

Las imágenes de manifestantes, algunos incluso disfrazados, caminando libremente por los pasillos del Capitolio, sentados con los pies sobre el escritorio en las oficinas de los legisladores más poderosos del país, rompiendo ventanas y hasta corriendo a policías que quedaron solos ante la multitud se repetían una y otra vez en los medios estadounidense.

La irrupción de los manifestantes sucedió mientras un grupo de legisladores republicanos aliados de Trump intentaban obstaculizar la certificación tradicional del voto del Colegio Electoral, que eligió al opositor Biden como el próximo presidente.

Trump, sin embargo, sigue sin reconocer su derrota y alentó las protestas en contra de la certificación del triunfo demócrata.

Las protestas, que incluyen grupos armados ultranacionalistas y supremacistas, fueron creciendo a lo largo del día y acercándose al Capitolio, hasta que luego de varios forcejeos con la Policía, lograron romper el cerco de seguridad y tomar por completo las escalinatas y la entrada de la sede del Poder Legislativo.

Recién cuando la situación se descontroló, Trump pidió evitar "la violencia", pero no llamó a los manifestantes a retirarse como le están exigiendo dirigentes de ambos partidos.

Violencia y destrucción

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, condenó hoy "la violencia y la destrucción" que protagonizaron simpatizantes del mandatario saliente Donald Trump en el Congreso y afirmó que "este ataque no será tolerado y los involucrados serán procesados".

Pence presidía la sesión conjunta de las dos Cámaras en la que los legisladores debían contar y confirmar estado por estado los votos del Colegio Electoral para certificar la victoria de Joe Biden, cuando comenzaron los incidentes que obligaron a la suspensión del acto.

"La violencia y la destrucción que tienen lugar en el Capitolio debe detenerse y debe hacerlo ahora. Cualquiera que esté involucrado debe respetar a los agentes del orden y salir inmediatamente del edificio ”, tuiteó el vicepresidente.

"La protesta pacífica es un derecho de todos los estadounidenses, pero este ataque a nuestro Capitolio no será tolerado y los involucrados serán procesados ​​con todo el peso de la ley", agregó.

En sintonía, Ivanka Trump, hija y asesora del mandatario, afirmó en Twitter: "La protesta pacífica es patriótica. La violencia es inaceptable y debe ser condenada en los términos más enérgicos".

Varios dirigentes republicanos se sumaron al repudio de la "violencia" en la que simpatizantes de Trump rompieron el cerco de seguridad, tomaron las escalinatas y la entrada del Capitolio y hasta ingresaran a los recintos de las dos Cámaras.

"La Constitución protege la protesta pacífica, pero la violencia, de izquierda o derecha, siempre está mal", indicó el senador Ted Cruz.

"Los que participan en la violencia están dañando la causa que dicen apoyar", añadió.

"Esto está mal. Esto no es lo que somos. Estoy desconsolada por nuestra nación", escribió por su parte Nancy Mace, representante republicana por Carolina del Norte y que al igual que otros legisladores tuvo que evacuar su oficina.

Otro peso pesado del actual oficialismo, el senador Marco Rubio, contó que los policías "están siendo atacados" por los manifestantes y le mandó un mensaje directo a Trump: "Es crucial que ayude a restablecer el orden enviando recursos y pedirles a quienes hacen esto que se retiren".

"Por favor, termine con esto, la elección terminó", dijo el congresista republicano de Wisconsin Mike Gallagher, en otras palabras dirigidas directamente al presidente y su responsabilidad en los incidentes.

En tanto, Kellyanne Conway, quien hasta hace poco era una figura muy mediática en la defensa del Gobierno de Trump, exigió a los simpatizantes del presidente que se detengan y suplicó "ley y orden".

 

El Expreso de Jujuy

Periódico El Expreso de Jujuy en su versión web le ofrece a sus lectores una muestra de periodismo genuino, donde el compromiso con la realidad es nuestra mejor virtud.

Te puede interesar