Coronavirus: CAOS Y DESCONTROL EN LOS BANCOS CAPITALINOS

JUJUY 03 de abril de 2020 Por Fernando Burgos
El anunciado pago a jubilados y pensionados y de asignaciones universales por Hijo y por Embarazo generó un caos y descontrol total en el centro capitalino, especialmente en la zona del Banco Macro. La falta de control organización y de implementación de medidas eficientes para que la gente pueda hacer sus trámites, generó que cientos de personas se agolparan en las entidades bancarias, sin ningún tipo de seguridad contra el coronavirus.
bancos,abuelo descompensado

El gobierno de la provincia había anunciado un severo control en las entidades bancarias, para evitar el agolpamiento de gentes, descongestionar los ingresos a las casas bancarias y evitar el contacto directo entre personas. Además de provisión del alcohol en gel y personal para que haga respetar las distancias.

Las largas filas se dieron desde las primeras horas de la mañana. Pese al frío mucha gente mayor llegó aproximadamente a las 4 de la mañana y a partir de las 6, se agolparon en los bancos, generándose un descontrol por falta de presencia policial.

También se dieron numerosos casos de personas adultas que sufrieron descompensación, que tuvieron que ser asistidas por personal del SAME, que mantenían guardia cerca de los bancos. 

Todo el centro jujeño fue vallado y se impidió el ingreso de vehículos particulares a la zona de los bancos, solamente los jubilados y personal autorizado podían circular con sus vehículos.

El COE decidió apostar personal preparado de Defensa Civil, Bomberos Voluntarios, Brigada de Incendios Forestales y cooperativas para organizar filas, garantizar desinfección y asegurar distanciamiento de 2 metros. Proveerán alcohol en gel al ingresar y al salir del cajero automático. Lamentablemente, muy poco personal de estos organismos se vio en las puertas del Banco Macro. 

Según las disposiciones del gobierno, quienes no cuenten con tarjeta de débito, estaban permitidos ingresar al banco para efectuar su operación. En cambio, quienes no tengan tarjeta de débito usarían el cajero automático y no recibirán atención en el interior del banco.

Sin embargo el cajero del Macro ubicado sobre calle Güemes estaba totalmente vacío, y las filas para ingresar al banco daban al menos tres o cuatro veces la vuelta a la manzana. 

 

Te puede interesar