Columna de opinión: NUNCA DECIMOS ADIÓS, SOLO HASTA SIEMPRE "CHARITA"...

DEPORTES 30 de marzo de 2020 Por El Expreso de Jujuy
Por Daniel Colqui. Pasa el tiempo ¿no amigo?, ¿o será que por este encierro obligado, las horas y los días nos parecen eternos? Pero...no sé, el dolor parece instalado todavía en el alma. Así es cuando un amigo se va sin despedirse, como quien no quiere molestar, ni ver a sus amigos tristes. Yo también odio las despedidas querido amigo y reniego una y mil veces, ver cómo se va mi gente y uno se va quedando cada vez más solo en este mundo, o debo decir "EGOSISTEMA".

Hablo de nosotros "charita", los amigos del fútbol ¿viste?, de los que te conocimos de verdad, y de los que no te llegaron a conocer, pero que les hubiera encantado hacerlo.
Te miro en una foto en blanco y negro, y reconozco la ilusión de chango en los ojitos tuyos, y los del "turco" Alul, los hermanos Bolla, los de Livio Monteserín o Sergio Teloni. Te admiro en esa otra, con la camiseta de Gimnasia en un torneo regional, cuando había que ponerle el pecho al sueño colectivo de los hinchas. Así como lo hiciste con Zapla más adelante, con esa entrega hecha inquietud en un corte y una gambeta.
Me voy más allá, y te veo en posta de Lozano, ese "bunker" que tenía Gimnasia, el que cobijó a los más grandes cracks que vistieron esa camiseta. Qué se yo, el equipo del 75 que talvez viste, ya que eras solo un jovencito listo para tus primeras pretemporadas en esos paisajes bucólicos del lugar. Jugabas al "metegol" y hacías "molinetes". Tu carita siempre picarona, tus ojos que parecían bolillas con las que jugaban los pibes de entonces.
Lo veo al proverbial Carlos María Sosa, quién te agarraba de punto refiriéndose a tu particular nariz respingada: ¡que hace´, nariz de boxeador!, te decía "quico" Sosa, y el plantel se revolcaba de risa. Y vos, como si nada, aprobando con una sonrisa la ocurrencia del genial jugador correntino.
De seguro el viejo Marcial te dijo como a muchos: promesa Charaviglio...¡ cuando va´ ser realidad usted, che, che, che!.
En un abrir y cerrar de ojos llegabas a primera, pero te toco los tiempos de lobos flacos, después del 82, último nacional de Gimnasia. Entonces había que "arremangarse" para recuperar prestigio ¿vio?.
Y aportaste lo tuyo en los regionales, a cancha llena, junto a algunos compañeros experimentados, y otros con sueños de fútbol como vos.
Después vendría Altos Hornos Zapla, camiseta inmaculada como tu alma “charita”, en donde algunas travesuras hiciste. ¿Te acordás de aquel gol olímpico contra Gimnasia ? esa pelota entró limpita, dejando al loco Herrera desorbitado.
Después te perdí de vista, te habías ido a Sucre Bolivia, y cuando volviste, tiraste un poco más de fantasías, y te retiraste dejando una buena imagen de jugador, y de mejor persona (esa frase cursilera pero tremendamente cierta).
Entonces, ante esta infausta noticia de tu muerte (¿o vida eterna? ), uno se da cuenta por qué tanto dolor lacerante de tus vecinos y amigos. Ellos saben que ya no estará tu presencia divertida, con el chiste oportuno, con la sonrisa innegable en todas partes. Presencia angelada siempre "charita" ...
Es cuando deja de importar la trayectoria del jugador, y se impone tu bonomía. La del tipo sencillo y querido por todos.
En todo caso debería decirte, jugadorazo de la cancha de la vida, goleador del cariño de la gente, crack del amor que emanabas a tu paso, talentoso de la alegría de vivir.
Pasaron algunos días "chara" querido, y me quedaban en el bolsillo lánguido de mi pantalón, estas últimas palabras. Me palmea la espalda la nostalgia, es difícil escribir con la vista nublada por alguna lágrima.
Pero voy a contarles a todos, que yo conocí a Alcides Charaviglio, el amigo de todos, el vecino preferido, el marido y gran padre de familia. ¡ Eso es triunfar y tener éxito caramba !. Entonces "charita", tu vida no ha sido en vano, ¡ que vá !, si tantos te lloran, es porque algo dejaste amigo.
Chara...este no será el último homenaje, porque estas entronizado en el corazón de Palpala, que te vio desandar sus calles. Eras un fuera de serie, pero como todo humano, con fecha de vencimiento. A todos nos llega, pero me resulta absurda tu partida. Como decía Fito Paéz en su canción, " no tengo edad para morir, amo este cielo"...
Abrazo de gol y del alma, abrazo de lobo y de legendario merengue. ¿ sabés una cosa ?, una de mis poesías dice y la aprovecho para despedirme de vos:
" nunca decimos adiós, solo decimos hasta siempre, así como en las grandes revanchas, hasta que nos volvamos a encontrar en alguna cancha. Es aquí en donde no existe la muerte, pues esta es la vida, así con sus tristezas y alegrías. Por eso, al abandonar la platea o dejar la tribuna, prometemos volver a vernos, porque...nunca decimos adiós, solo decimos hasta siempre, así como en las grandes revanchas, ¡ hasta que nos volvamos a encontrar en alguna cancha ! ". Que así sea "charita", hasta siempre....

El Expreso de Jujuy

Periódico El Expreso de Jujuy en su versión web le ofrece a sus lectores una muestra de periodismo genuino, donde el compromiso con la realidad es nuestra mejor virtud.

Te puede interesar