Caso jueza Bernal: "NO HAY PRIVILEGIOS PARA NADIE", DICE EL GOBIERNO

JUJUY 23 de marzo de 2020 Por Fernando Burgos
El regreso al “pago” de la Jueza del Superior Tribunal de Justicia, María Silvia Bernal, se convirtió en una disputa política. El gobierno sostiene que la funcionaria intentó evitar los controles sanitarios de rigor; sin embargo ella dice todo lo contrario y no solo negó el hecho sino que también habría amenazado con interponer un “hábeas corpus”, recurso judicial con el cual pretendía que la dejaran irse a su casa.
maria silvia bernal1
Lo concreto es que la actitud de la funcionaria judicial despertó la cólera del gobernador Gerardo Morales quién personalmente habría dado instrucciones para que se haga respetar todos los protocolos, en especial sobre Bernal y su gente.
La controversia se originó a primeras horas de la mañana, cuando Bernal arribó a la playa de estacionamiento de la Avenida 19 de Abril en una combi procedente de la vecina provincia de Salta, luego de unas “cortas vacaciones” en Estados Unidos.
“Me he sometido a todas y cada una de las disposiciones impuestas por los organismos pertinentes, en cuanto lo contenido en la normativa nacional como provincial, encontrándome cumpliendo el aislamiento previsto para casos como el mío, en retorno desde países extranjeros. Todo ello, al igual que las seis personas en mí misma situación”, afirmó la funcionaria judicial a través de comunicado emitido por la oficina de prensa de Tribunales.
En Casa de Gobierno, Gerardo Morales apenas llegó a su despacho tomó conocimiento de la situación y sabiendo de  quien se trataba  instruyó a sus asesores y funcionarios que actúen con todo el rigor de la ley, “no hay privilegiado para nadie” dijo.
Rápidamente se hizo circular un parte de prensa a través de los medios de comunicación oficial, recalcando que “el personal interviniente hizo cumplir la firme decisión de cuidar la salud y la vida de los jujeños, partiendo del compromiso de que el aislamiento obligatorio es para todos, sin distinciones y sin importar cargos públicos”.
Allí se generó la polémica, si bien el gobierno está en todo su derecho de hacer cumplir con las decisiones impuestas para estos casos de excepción, dejó en claro que no habrá privilegios o contemplación alguna para nadie, mucho menos para una magistrada que tiene raíz peronista, o arribó al cargo de la mano de ese sector político.
Para dejar en claro la disputa, en el gobierno informó: “Una Vocal del Superior Tribunal de Justicia arribó a Jujuy en las últimas horas, procedente del exterior y, tras negarse a cumplir con las normas dispuestas para combatir al coronavirus, en el marco de la Emergencia Sanitaria y Epidemiológica, fue aislada en un hotel de avenida 19 de Abril donde se encuentra en cuarentena”.
Prácticamente, reconoce que la ”obligaron” a someterse a la cuarentena y no fue por decisión voluntaria, como afirma Bernal. Y para que quede claro de que no tenía ninguna excusa para evitar el aislamiento, se afirmó que “el vuelo que trasladó a la funcionaria judicial hizo escala en Miami. Estados Unidos es uno de los países de alto riesgo. Por esta razón, se dispuso la realización de estudios para la búsqueda de COVID-19”.
Y aclararon que “la funcionaria, que estaba junto a otras seis personas, se negó e intentó partir con destino a su domicilio particular. Personal sanitario y de seguridad, aplicó el correspondiente protocolo y procedió a aislar a los recién arribados, asignándoles además custodia policial”.
Fuera de los pasillos de Casa de Gobierno ya se habla de duras sanciones para la funcionaria, porque no puede utilizar su condición de jueza para excusarse y no respetar una cuestión sanitaria y sobre todo incitar o apoyar a los demás “compañeros de viaje”, a que asuman la misma actitud.
Descalifico de manera contundente las arteras versiones que me colocan en una actitud reticente o contraria al cumplimiento de las medidas dirigidas a minimizar el efecto devastador del flagelo que afecta al mundo (COVID19). Contrariamente, a aquellas versiones, comparto en su integridad las referidas medidas, especialmente en nuestra provincia, que se presenta como señera en la protección de la salud y la seguridad pública”, afirmó Bernal, intentando de alguna manera, recomponer su situación.
La actitud de la jueza se viralizó en las redes sociales y claramente no quedó bien parada. Pero desde el gobierno ya se estaría preparando una batería de acusaciones con el fin de colocarla al borde del abismo y así poder nombrar a dos jueces del “palo” radical  para lograr de esa manera la mayoría en el máximo órgano judicial de la provincia.

 

* Si sospechas o tienes síntomas de coronavirus, no dudes en llamar al: 0800 888 4767

Te puede interesar