Turismo de verano: EN TILCARA LO UNICO QUE BRILLA ES EL CARNAVAL

JUJUY 20 de febrero de 2020
Pese a las cifras oficiales sobre el éxito de la temporada turística en el norte provincial, para los operadores y empresarios del rubro marcan diferencias con el entusiasmo gubernamental. El carnaval sigue siendo la gran atración de la temporada.
Tilcara acceso a la ciudad
"Fue el mejor enero de la historia de Jujuy" , dijo hace dos semanas el Gobernador Gerardo Morales pero entre los prestadores turísticos jujeños la percepción es muy distinta.
Desde el Ministerio de Cultura y Turismo de la Provincia de Jujuy difundieron en paralelo estadísticas que indican que aumentaron en 20 mil el número de arribos en la provincia respecto al año anterior y que la ocupación hotelera en Tilcara y Purmamarca fue del 90% en el primer mes del año.
¿Son estos números reales o solo parte del relato grandilocuente de un gobierno?
Consultamos a algunos referentes de la actividad en la Quebrada y en ese entorno la mayoría descree de estos datos.
Pablo gestiona hace 10 años uno de los principales hostels de Tilcara y sostiene que la temporada estuvo "6 puntos". En su establecimiento indica que alcanzó el 90% de ocupación pero tuvo que bajar los precios a niveles de enero de 2019 y asegura que no fue fácil. Él calcula que en general el destino no superó el 70%. Por la falta de ocupación "bajamos los precios un 20% por debajo de lo que tenía que ser".
Otro problema fue la falta de agua. En su caso tuvo que hacer descuentos a algunos clientes.
Fernando dirige un complejo de cabañas en Purmamarca, dice que en su caso tuvo un 80% de ocupación pero "es exagerado hablar de una temporada historica". Por el contrario, advierte que los altos impuestos y los aumentos en los servicios públicos son un verdadero problema para el sector. 
David tiene una hostería de las más tradicionales de Tilcara y dice que en los mejores días de este enero alcanzaron el 50% de ocupación.
El Gobernador Gerardo Morales y su gestión se caracterizan por un abultado discurso y megaproyectos de infraestructura, la mayoría son más acciones propagandísticas que realidades.

Te puede interesar