PASTOR EVANGÉLICO CONDENADO A 3 AÑOS DE PRISION POR ABUSO DE UNA MENOR  

Un pastor evangélico fue condenado hoy a la pena de tres años y un mes de prisión por abuso sexual en perjuicio de una menor, cometido entre 2014 y 2015, en la ciudad jujeña de Perico, informaron fuentes judiciales.
CONDENA PASTOR EVANGELICO

 El Tribunal en lo Criminal 1 de Jujuy halló culpable a un hombre, cuyas iniciales de identificación son R.R., por resultar responsable del delito de "abuso sexual simple agravado por ser ministro de algún culto reconocido o no".

La pena dictada en el fallo dispone el cumplimiento de "prisión domiciliaria de ejecución efectiva", completaron las fuentes.

Según la investigación impulsada por la fiscalía, el acusado fue enjuiciado por el hecho ocurrido en el transcurso de los años 2014 y 2015, sin poder precisar fecha exacta, cuando se desempeñaba como pastor de una Iglesia Evangélica ubicada en la ciudad de Perico, a la que asistía la víctima, una menor de edad.

En esas circunstancias fue que el imputado, aprovechando dicha situación, le pidió a la menor que lo acompañe a buscar unas ovejas en una finca cercana al domicilio de éste, en un paraje rural cercano a la ciudad antes nombrada.

Al llegar a ese lugar, el acusado procedió a tocar a la víctima en sus partes íntimas, situación que motivó la denuncia de la menor

El Tribunal, integrado por el juez Luciano Yapura - presidente de trámite-, y las juezas Felicia Barrios y Alejandra Tolaba, ordenó además la obtención del perfil genético del condenado, a los efectos de su incorporación al Registro Nacional de Datos Genéticos vinculados a Delitos contra la Integridad Sexual.

Asimismo, los jueces prohibieron al penado tener contacto alguno con la víctima, ya sea personalmente o por cualquier medio de comunicación (redes sociales, WhatsApp, etc.).

El representante del Ministerio Público de la Acusación, Marcelo Cuellar, solicitó en su alegato la pena de tres años de prisión para el enjuiciado, mientras que la querella requirió la pena de cuatro años.

En tanto, la defensa técnica del juzgado, R.R., que estuvo a cargo de Gustavo Rodrigo Reynoso, pidió la absolución por el beneficio de la duda.

 

Te puede interesar