Presupuesto 2022: SIN ACUERDO ENTRE OFICIALISMO Y OPOSICIÓN, NO OBTUVO APROBACIÓN EN EL CONGRESO  

Después de 20 horas de debate el Gobierno no logró aprobar la ley de leyes en la Cámara de Diputados. La oposición primero dijo que acompañaba esa moción, pero después de la intervención de Máximo Kirchner cambió de postura y dijo que lo rechazaría. 
Screenshot_20211217-110322_Facebook

Sin acuerdo entre oficialismo y oposición, el Presupuesto 2022 no obtuvo la aprobación en el Congreso. Con 121 votos afirmativos, 132 negativos y 4 abstenciones, la ley de leyes enviada por el Gobierno Nacional a la Cámara Baja fue rechazada. 

La Cámara de Diputados rechazó la ley de presupuesto 2022 tras 20 horas de debate y tras un intento de volver el proyecto a comisión que estuvo por votarse a favor, pero se cayó tras un discurso del  jefe oficialista Máximo Kirchner. 

"No puedo creer que habiendo un ex vicepresidente de la nación, un ex vicejefe de Gobierno y una ex gobernadora, no se hagan cargo del desastre que dejaron", fueron las palabras de Máximo Kirchner a las 10 de la mañana, cuando estaba por votarse un retorno del proyecto a comisión y Juntos había anticipado su respaldo después de un largo debate interno. 

"Íbamos a votar a favor, pero después de estas palabras, vamos a votar en contra. ¡Porque nos tenemos que aprender a respetar!", gritó Cristian Ritondo, jefe del PRO, cuando sus dirigidos se paraban para pedirle cambiar de opinión. 

Sólo unos minutos antes, el jefe de Coalición Cívica Juan López había anunciado que aceptaba una moción del rionegrino Luis Di Giácomo, habitual aliado del Gobierno, que había propuesto retornar el proyecto a comisión para retomar el debate. 

La vice del bloque oficialista Cecilia Moreau aceptó la moción, pero Juntos, ya con sus diputados en sus bancas, no se definía. "¡No nos pueden apurar ahora! ¡Pedimos un cuarto intermedio con esa propuesta a la tarde y no fue aceptada!", gritó el radical Miguel Bazze. 

López anunció su postura y cuando parecía que el debate se terminaba, las palabras de Máximo volvieron la negociación a fojas cero. El diálogo se había retomado a las 8 de la mañana, cuando parecía que la decisión del oficialismo era aceptar la derrota, Massa convocó a los jefes de Juntos para una mini reunión. 

De ahí surgió la idea de pasar a un cuarto intermedio a la martes, con una visita de Martín Guzmán el lunes, que luego mutó a un pase del proyecto a comisión. En Juntos no había acuerdo interno para acompañar, la sesión no se reanudaba porque sus diputados no volvían y Di Giácomo retomó la sesión con su propuesta. 

Como la moción también era respaldada por el interbloque federal, se iba a aprobar con o sin apoyo de Juntos, pero tras el discurso de Máximo, la fuerza que integran cordobeses, bonaerenses y socialistas santafesinos se plegó al rechazo. El jefe radical Mario Negri pidió votar el presupuesto y el rechazo se impuso con 131 votos. 

Quedaron atrás 20 horas de debate con varias interrupciones, la primera a las 16 por un pedido de Negri para pasar un cuarto intermedio, o sea, similar a la que vino después del oficialismo. En esa mini reunió vespertina Massa había propuesto mantener el presupuesto sin modificaciones y corregirlo con leyes si no se cumplía. 

En los discursos, Juntos cuestionó las modificaciones realizadas el miércoles a 56 artículos, con una inversión extra de 180 mil millones de pesos, prórrogas y reformas impositivas para conseguirlos. 

Las más polémicas son las metas de inflación (33%), de tipo de cambio (131 pesos) y de crecimiento (4.4%), que definen los márgenes de recaudación de recursos. 

La oposición tampoco quería aprobar los artículos que sostienen los techos de retenciones a las exportaciones aprobados en 2019 y habilitan al presidente a aumentar el impuesto a los bienes personales por tenencias en el exterior. 

También habían descubierto prórrogas impositivas a 2030, en un claro intento de mostrar capacidad de recaudación ante el FMI, y facultades discrecionales para repartir recursos el jefe de Gabinete. 

El debate del presupuesto se había retomado a las 18 sin margen de acuerdo posible y siguió hasta las 8 de mañana con el destino de rechazo asegurado, hasta que Massa improvisó una negociación que a esa hora nadie esperaba. 

Menos los referentes de Juntos por el Cambio, que atravesaron una dura interna para llegar a un posición común y ni siquiera habían consensuado un dictamen conjunto. López había contado que la idea de la Coalición Cívica era abstenerse pero no prosperó. 

En los discursos no había acuerdo posible. "Dicen que la meta de inflación de 33 % para 2022 era un disparate y que ya estaba incumplida. Multipliquen el 2,5% de noviembre y lo proyecten a un año y si lográramos mantener ese nivel daría 34%», justificó el pronóstico", abrió Heller. 

"No podemos permitirnos que durante tres meses no se aparezca por la Cámara ningún miembro del ministerio a informar, y que se pretenda sacar dictamen en 48 horas, sin que todavía hayamos recibido ni siquiera los informes que solicitamos por escrito en cada una de las presentaciones que hicieron los ministros que concurrieron esta semana al Congreso", respondió Martín Tetaz de Evolución radical. 

Fue así el ida y vuelta hasta el amanecer con el recinto semi vacío y los diputados hablando a la cámara. El más esperado fue Javier Milei. Cuando se esperaban los últimos discursos individuales de figuras como Negri, Ritondo, De Loredo y la oficialista Victoria Toloza Paz. No llegaron a hablar. El presupuesto se cayó.

El Expreso de Jujuy

Periódico El Expreso de Jujuy en su versión web le ofrece a sus lectores una muestra de periodismo genuino, donde el compromiso con la realidad es nuestra mejor virtud.

Te puede interesar